Apple demuestra que la IA es solo una función, no un producto independiente

La sede de Apple en Cupertino (California), una especie de platillo volador de otro mundo, parecía el lugar idóneo esta semana para presentar una audaz y futurista renovación de los productos más preciados de la empresa. Con la ralentización de las ventas del iPhone y el avance de sus rivales gracias al auge de herramientas como ChatGPT, Apple ofreció su propia visión de la inteligencia artificial generativa en su Conferencia Mundial de Desarrolladores (WWDC).

Últimamente se ha considerado a Apple como una rezagada de la IA generativa. Sus ofertas en la WWDC no han convencido a algunos críticos, que han tachado los anuncios de la WWDC de francamente aburridos. Pero al centrarse en dotar a las aplicaciones y funciones del sistema operativo existentes de lo que la empresa denomina Apple Intelligence “, la gran conclusión es que la IA generativa es una función más que un producto en sí mismo.

Las deslumbrantes capacidades demostradas por ChatGPT han inspirado a algunas startups a intentar inventar hardware dedicado por completo a la IA, como el Rabbit R1 y el Pin de Humane AI como medio de aprovechar la IA generativa. Por desgracia, en la práctica estos aparatos han resultado decepcionantes y frustrantes. Por el contrario, la integración vertical de Apple de la IA generativa en tantos productos y software diferentes parece mucho más probable hacia dónde se dirige la IA.

El verdadero camino de la inteligencia artificial

Más que en un dispositivo o una experiencia independientes, Apple se ha centrado en cómo la IA generativa puede mejorar las aplicaciones y las funciones del sistema operativo de formas pequeñas pero significativas. Los primeros usuarios han acudido en masa a programas de IA generativa como ChatGPT para que les ayuden a redactar correos electrónicos, resumir documentos y generar imágenes, pero esto ha supuesto normalmente abrir otra ventana del navegador o aplicación, cortar y pegar, e intentar dar sentido a las divagaciones, a veces febriles, de un chatbot. Para ser realmente útil, la IA generativa tendrá que filtrarse en la tecnología que ya utilizamos de forma que podamos entenderla mejor y confiar en ella.

Tras la keynote del WWDC 2024, Apple ofreció a WIRED una demostración de lo que denomina Apple Intelligence, un nombre genérico para referirse a la IA que se ejecuta en varias aplicaciones. Las funciones apenas sobrepasan los límites de la IA generativa, pero están cuidadosamente integradas y quizá incluso limitadas de forma que animen a los usuarios a confiar más en ellas.

IA integrada

Una función llamada Herramientas de escritura permitirá a los usuarios de iOS y macOS reescribir o resumir texto, e Image Playground convertirá bocetos y mensajes de texto en ilustraciones estilizadas. La nueva herramienta Genmoji de la compañía, que usa IA generativa para crear nuevos emojis a partir de un texto, puede resultar una integración sorprendentemente popular, dada la frecuencia con la que la gente se lanza emojis unos a otros.

Apple también está dando a Siri una actualización muy necesaria con IA generativa que ayuda al asistente a entender mejor el habla, incluyendo pausas y correcciones, recordar conversaciones anteriores para un mejor conocimiento del contexto, y aprovechar los datos almacenados en las aplicaciones de un dispositivo para ser más útil. Apple ha dicho que Siri utilizará App Intents, un marco para desarrolladores que puede usarse para realizar acciones que impliquen abrir y manejar aplicaciones. Por ejemplo, cuando se le pida “muéstrame fotos de mi gato persiguiendo un juguete”, un modelo de lenguaje analizará la orden y utilizará el marco para acceder a Fotos.

La IA generativa de Apple se ejecutará principalmente de forma local en sus dispositivos, aunque la empresa ha desarrollado una técnica llamada Private Cloud Compute para enviar consultas a la nube de forma segura cuando sea necesario. Ejecutar la IA en un dispositivo significa que será menos capaz que el último chatbot con base en la nube. Pero esto puede ser una característica más que un error, ya que también significa que es menos probable que un programa como Siri se extralimite y meta la pata. Apple está entregando de forma bastante inteligente sus consultas más difíciles a ChatGPT de OpenAI, con el permiso del usuario.

Esta información pertenece a su autor original y se encuentra disponible en: https://es.wired.com/articulos/apple-demuestra-que-ia-es-funcion-no-producto-independiente

case studies

See More Case Studies

Contact us

Partner with Us for Comprehensive IT

We’re happy to answer any questions you may have and help you determine which of our services best fit your needs.

Your benefits:
What happens next?
1

We Schedule a call at your convenience 

2

We do a discovery and consulting meting 

3

We prepare a proposal 

Schedule a Free Consultation