Estamos en 2024 y sigue habiendo teléfonos con pantalla curva. Un reducto condenado a la extinción

La historia de los móviles con pantalla curva es curiosa. Surgieron por pura experimentación, no por la necesidad de solucionar algún tipo de problema con las pantallas tradicionales. Allá por 2013 nacía el Samsung Galaxy Round, un teléfono único en su especie.

Este móvil llegaba con pantalla curva por una sencilla razón: el propio teléfono estaba curvado por completo. El problema que venían a solucionar tenía que ver con la ergonomía: Samsung pensaba que un teléfono con este diseño sería más cómodo. Una idea nada descabellada pero no tuvo mayor recorrido a nivel comercial.

El inicio de las pantallas curvas

Como consecuencia del diseño curvo, la pantalla era ligeramente curva. ¿La clave aquí? La pantalla era ligeramente curva por la forma del chasis, pero no se curvaba en sus bordes de forma expresa.


No fue la única propuesta similar, el LG Flex era un concepto similar. Un móvil con pantalla curva como consecuencia de un chasis curvo. De nuevo, al no ser curvas de extremo a extremo, este panel nacía como consecuencia del propio cuerpo del teléfono.

Note Edge

Galaxy Note Edge. El verdadero padre de los móviles con pantalla curva.

Todo cambió con el Samsung Galaxy Note Edge. Por pura experimentación, Samsung decidió lanzar una versión del Samsung Galaxy Note 4. Una en la que el borde derecho del panel se curvaba. Se apreciaba azuleo, fugas de luz y los ángulos de visión eran problemáticos. Ya lo avisamos en su review, en 2014.

El objetivo de esta curva era aportar valor: incorporar aplicaciones, información sobre los contactos, y convertir esta zona en un espacio reservado a funciones extra.

S6 Edge

Dos años después llegaba el Samsung Galaxy S6 en su versión Edge, iniciando así una tradición de teléfonos con pantalla curva. Realmente, fue mucho más que eso: Samsung logró poner de moda las pantallas curvas y asociarlas a “móvil premium”.  Allá por 2016 ya iniciábamos el análisis del panel de forma clara: “la pantalla curvada del Edge, no mucho más que una diferenciación en diseño“.

La curva seguía siendo un elemento donde se mostraban las notificaciones, relojes de noche, e incluso contaba con algunos pequeños teletipos informativos. Fue algo que con el tiempo se diluyó, hasta convertir la curva en algo puramente estético.

La tendencia entre los fabricantes es clara: adiós, curvas

S24 Ultra

S24 Ultra

Samsung hizo nacer las curvas. Y han sido los primeros en deshacerse de ellas. El Samsung Galaxy S23 Ultra fue la primera señal. Este teléfono llegaba con una curvatura mucho más liviana que la de modelos anteriores. Los análisis lo iban dejando claro: era un móvil más cómodo y sin apenas problemas con los toques fantasma.

Samsung reduciendo las curvas hasta lanzar un S24 Ultra completamente plano es un mensaje muy poderoso: quizás no eran tan buena idea

2023 fue el último clavo en la tumba de las pantallas plegables en la familia S: el S24 Ultra era el primer Ultra con panel completamente curvo. Esto coincidió con el mejor rediseño a nivel de calidad constructiva que jamás había hecho Samsung en un teléfono: fabricado en aluminio, con biseles estrechos y sin curvas. De diez.

Nada impide a Samsung volver a fabricar un teléfono con pantalla curva. No obstante, dentro del sector (al menos, en lo que a analistas se refiere), la postura es prácticamente unánime: las curvas son un problema y su función estética no puede compensar los problemas que generan.

Pura 70 Ultra

La tendencia parece, del mismo modo, ir revirtiéndose. Huawei también ha apostado históricamente por las pantallas curvas. En la presentación de su Pura 70 Ultra hizo hincapié, precisamente, en que habían desarrollado un panel ligeramente curvo por los lados, pero sin los problemas tradicionales que generan este tipo de pantallas.

En el análisis no pudimos más que aplaudir: estas curvas no generaban apenas sombras, no sufrían de toques fantasma y, de hecho, eran prácticamente inapreciables.

Pixel 8 Pro

Google también apostaba por las curvas en modelos como el 6 Pro y el 7 Pro. Con el 8 Pro dijeron hasta aquí. Esto vino asociado al mejor panel que jamás ha tenido un Pixel. Todo buenas noticias.

Xiaomi

Xiaomi, en su 14 Ultra, también ha reducido las curvas a la mínima expresión. Esto deja claro que la tendencia es a suavizar por completo las curvas o hacerlas desaparecer. De hecho, por suerte, cada vez es más difícil comprar teléfonos de gama alta con pantalla muy curva. Aunque los hay.

Las curvas siguen vivas. ¿Diseño o practicidad?

Magic6 Pro

Sin apuntar culpables, sigue habiendo fabricantes que apuestan por la curva (muy curva) en 2024. Es un ejercicio estético para poner sobre la mesa un diseño más premium. La cuestión es si, ahora que los grandes fabricantes están apostando por eliminar la curva en su gama más alta, tiene sentido seguir pensando que curvar el panel es más “premium”.

Quizás no es mala idea que la idea siga viva para todos aquellos a los que les convenza el formato, aunque la clave es si los paneles curvos seguirán vinculados a la gama alta o, si por el contrario, pasarán a ser una excepción para fanáticos del concepto.

Imagen | Xataka

En Xataka | Cambiar a un monitor ultrawide curvo: un camino solo de ida (para jugar y trabajar)

Esta información pertenece a su autor original y se encuentra disponible en: https://www.xataka.com/moviles/estamos-2024-sigue-habiendo-telefonos-pantalla-curva-reducto-condenado-a-extincion

case studies

See More Case Studies

Contact us

Partner with Us for Comprehensive IT

We’re happy to answer any questions you may have and help you determine which of our services best fit your needs.

Your benefits:
What happens next?
1

We Schedule a call at your convenience 

2

We do a discovery and consulting meting 

3

We prepare a proposal 

Schedule a Free Consultation