La historia del extraño fósil de T-rex descubierto por tres niños en Estados Unidos

Tres niños, las áridas colinas de Dakota del Norte y un esqueleto de tonelada y media destinado a cambiar sus vidas. O, al menos, a darles un verano difícil de olvidar. La historia es la de dos hermanos, Liam y Jessin, de 7 y 10 años, su primo Kaiden, de 9, el paleontólogo Tyler Lyson, y el descubrimiento de un rarísimo esqueleto de tiranosaurio “adolescente”, hecho casi por casualidad durante un paseo por el Parque Nacional de Hell’s Creek. La historia es tan increíble que el anuncio del descubrimiento, llegado en estos días desde el Museo de Naturaleza y Ciencia de Denver, va ya acompañado del de un documental, que se proyectará en más de 100 ciudades de todo el mundo a partir del próximo 21 de junio, y por una exposición temporal, el ‘Discovering Teen Rex Prep Lab’, que permitirá a los visitantes del Denver Museum of Nature & Science seguir en tiempo real la reconstrucción y estudio del fósil del joven T-rex.

El descubrimiento

La historia es la siguiente. El 31 de julio de 2022, los dos hermanos Fisher, Liam y Jessin, paseaban con su primo Kaiden y el padre de ambos por el interior del Parque Nacional de Hell’s Creek, situado en la formación geológica del mismo nombre a caballo entre Montana, Wyoming, Dakota del Norte y Dakota del Sur. Una zona conocida por la elevada presencia de fósiles que se remontan al Cretáceo Superior, donde se conserva el último ecosistema dominado por los dinosaurios antes de su extinción.

Los dos hermanos son aficionados a la paleontología, así que la visita no fue causal. Y tras pasar unas horas escudriñando las dunas y las rocas de lo que hace 60 millones de años era una exuberante selva tropical situada en una llanura aluvial, los dos hacen su descubrimiento: un pie de dinosaurio fosilizado, claramente visible en las laderas rocosas de una colina. El padre decide entonces hacer una foto del fósil y enviársela a un amigo de la familia, el paleontólogo Tyler Lyson, del Museo de Naturaleza y Ciencia de Denver, que considera el descubrimiento lo bastante significativo como para merecer una campaña de excavación, en la que invita a los tres jóvenes a participar.

Un golpe de suerte inesperado

Una vez obtenidos los permisos, 11 meses después del hallazgo del fósil, todo estaba listo para empezar a excavar. La expedición incluía a varios investigadores y voluntarios, a los tres niños y a un equipo de rodaje de documentales, decidido a seguir la historia de los tres jóvenes paleontólogos aficionados. Por las fotos, Lyson pensó que el dinosaurio en cuestión podría ser un hadrosaurio, o algún otro miembro de la familia de los hadrosáuridos, dinosaurios herbívoros relativamente comunes en la zona. En cambio “, explica Lyson en un artículo de Reuters, ” el primer día de excavación Jessin y yo encontramos una mandíbula de la que sobresalían varios dientes grandes de T-rex”.

Un descubrimiento (hecho ante las cámaras de los documentalistas) que tiene algo de increíble: no solamente porque los esqueletos de un gran depredador como el tiranosaurio son mucho más raros que los de dinosaurios herbívoros (como los hadrosáuridos), sino, sobre todo, porque el esqueleto en cuestión es muy pequeño (razón por la cual el experto paleontólogo no lo reconoció de inmediato). Por lo tanto, debía tratarse de un ejemplar joven, de no más de 13 o 15 años, que no había alcanzado aún la plena madurez, que para estos animales se situaba en torno a los 18-21 años de edad. Los tres niños, por tanto, habían descubierto el esqueleto de un tiranosaurio adolescente muy poco común: o más bien, como reza el título de la exposición que le dedicaron, un”Teen rex” (Rex adolescente).

El esqueleto

Los fósiles identificados hasta ahora en la excavación incluyen partes del cráneo, una pata trasera, la cola y la cadera. Lyson espera encontrar más partes del esqueleto en el bloque de piedra que se llevó (tras ser incrustado en un molde de yeso) para su posterior análisis en el laboratorio especial instalado en el museo de Denver. Aun así, el científico pudo reconstruir el tamaño del dinosaurio.

La tibia, de 82 centímetros de largo, permitió estimar la edad del animal comparándola con el tamaño de un T-rex adulto: en el momento de su muerte, hace unos 67 millones de años, el ejemplar tenía entre 13 y 15 años, pesaba unos 1,600 kilos y medía siete metros y medio de largo, desde el hocico hasta la punta de la cola, y tres metros de alto. Un gigante, pero aún bastante pequeño en comparación con el tamaño de un adulto plenamente desarrollado, que podía alcanzar los 12 metros de longitud y pesar más de tres toneladas.

“Los especímenes juveniles de tiranosaurio son extremadamente raros “, señala Lyson, “por lo que este descubrimiento es extremadamente significativo para los investigadores, ya que el ‘Teen rex’ podría proporcionarnos respuestas a muchas preguntas sobre cómo creció y se desarrolló el rey de los dinosaurios”.

Niños T-rex

Estudiar el desarrollo del T-rex no es un ejercicio trivial. Estos dinosaurios tenían el tamaño de un gatito al nacer y luego crecieron durante décadas hasta alcanzar el peso de un par de rinocerontes y la altura de dos jirafas. Por tanto, es probable que en este proceso de décadas sus hábitos cambiaran varias veces, para adaptar su comportamiento y dieta a su tamaño cada vez mayor.

Los paleontólogos han especulado con la posibilidad de que los jóvenes T-rex ocuparan, por tanto, un nicho ecológico diferente al de los ejemplares adultos. Algo parecido a lo que ocurre hoy con uno de los mayores reptiles del planeta, el dragón de Komodo, que de bebé vive en los árboles y se alimenta de insectos y pequeños reptiles, luego desciende al suelo y empieza a cazar pequeños mamíferos, y una vez adulto caza jabalíes y cerdos.

Esta información pertenece a su autor original y se encuentra disponible en: https://es.wired.com/articulos/historia-extrano-fosil-t-rex-descubierto-por-tres-ninos-estados-unidos

case studies

See More Case Studies

Contact us

Partner with Us for Comprehensive IT

We’re happy to answer any questions you may have and help you determine which of our services best fit your needs.

Your benefits:
What happens next?
1

We Schedule a call at your convenience 

2

We do a discovery and consulting meting 

3

We prepare a proposal 

Schedule a Free Consultation