La Unión Europea impone aranceles adicionales de hasta 38% a los autos eléctricos chinos

La Comisión Europea impondrá aranceles adicionales y provisionales de hasta 38% a la importación de autos eléctricos provenientes de China. Las nuevas cargas impositivas se suman a la tasa actual de 10% a la que están sujetos todos los vehículos extranjeros que se comercializan dentro del bloque.

El regulador de comercio inició en octubre del año pasado una investigación antisubsidio en contra de los fabricantes orientales. La indagatoria ha concluido que toda la cadena de valor de estas empresas está fuertemente subvencionada en China, lo que les permiten comercializar sus productos a precios más bajos que sus rivales europeos. “El objetivo de los derechos compensatorios provisionales es eliminar la importante ventaja desleal de los vehículos eléctricos de batería. La intención es garantizar una competencia en igualdad de condiciones. El propósito no es cerrar el mercado europeo a este tipo de importaciones”, aclara el organismo con sede en Bruselas.

Los gravámenes agregados varían entre compañías. Los aranceles se ajustaron en función del nivel de subvención que recibe cada fabricante chino, de acuerdo con las autoridades europeas. BYD está sujeta a un impuesto añadido de 17.4%, Geely enfrenta una carga adicional de 20% y en el caso de SAIC la cifra se eleva a 38.1%. Las empresas que no son de origen chino, pero que maquilan sus productos en el país asiático se verán gravadas con tasas de entre 21 y 38.1%, según su “nivel de cooperación”. Los impuestos entrarán en vigor el próximo 5 de julio. La investigación antisubvenciones continuará hasta el 2 de noviembre. Cuando el proceso concluya se podrían aplicar derechos definitivos con una validez de hasta cinco años.


La industria automotriz china crece aceleradamente y la Casa Blanca abre una investigación para determinar si sus productos son un riesgo para la seguridad nacional.


Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, dijo el año pasado que “los mercados globales están inundados de automóviles eléctricos baratos de China. Con demasiada frecuencia nuestras empresas se enfrentan a la competencia de actores extranjeros fuertemente subvencionados”.

Lin Jian, vocero del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, acusa en una declaración retomada por Reuters que “esta investigación antisubvenciones es un caso típico de proteccionismo”. Añade que los nuevos aranceles dañarán la cooperación económica y comercial entre China y la Unión Europea y comprometen la estabilidad de la cadena mundial de producción y suministro de automóviles eléctricos. Advierte que China tomará las medidas necesarias para “salvaguardar firmemente” sus derechos e intereses legítimos.

Autos eléctricos: entre políticas proteccionistas y la movilidad verde

Los analistas proyectan que los impuestos compensatorios tendrán un impacto económico insignificante. La Unión Europea importó cerca de 440,000 autos eléctricos de China entre abril de 2023 y el mismo mes de este año. Las transacciones alcanzaron un valor neto de 9,700 millones de dólares. No obstante, Andrew Kenningham, economista en jefe para la empresa de investigación financiera Capital Economics, señala que “la decisión marca un gran cambio en la política comercial del bloque, porque aunque ha utilizado medidas de defensa comercial en los últimos años, no lo había hecho antes para una industria tan importante”.

El sector de los vehículos eléctricos de batería tiene un rol crucial en las ambiciones ambientales de la Unión Europea. La Comisión asegura que los cambios tributarios no afectarán su proceso de adopción de la movilidad ecológica. “La forma más eficaz y rápida de lograr una transición hacia la movilidad verde exitosa en todo el mundo será mediante la competencia leal y el cumplimiento de las normas globales. Si estas importaciones están injustamente subsidiadas, perjudican indebidamente a nuestra industria y, en última instancia, socavan el cumplimiento de estos objetivos. Debemos evitar dependencias estratégicas de socios extranjeros en este sector crítico”.



Los expertos sugieren que el cambio de postura responde al rápido y sostenido avance que el sector automotriz de China ha registrado en los últimos años. Su capacidad para producir componentes básicos para vehículos eléctricos está detrás de la tendencia. El país es líder en la producción de baterías de litio. Fabrica alrededor del 75% de los centros de carga utilizados a nivel mundial. La organización Atlantic Council calcula que las exportaciones chinas de estas piezas crecieron de 13,000 millones a 65,000 millones de dólares entre 2019 y 2023. Dos tercios de las unidades se enviaron a Europa y América del Norte.

Diversas potencias económicas han comenzado a tomar medidas regulatorias para frenar el dominio, calificado como una amenaza para las industrias locales. El Gobierno de Estados Unidos anunció el mes pasado un ajuste en su política arancelaria. Cuadriplicó las tasas impositivas para los vehículos eléctricos y baterías fabricados en China. Argumentó que la decisión era vital para proteger al sector estadounidense de las “importaciones chinas a precios injustos”.

Esta información pertenece a su autor original y se encuentra disponible en: https://es.wired.com/articulos/la-union-europea-impone-aranceles-de-hasta-38-por-ciento-a-los-autos-electricos-chinos

case studies

See More Case Studies

Contact us

Partner with Us for Comprehensive IT

We’re happy to answer any questions you may have and help you determine which of our services best fit your needs.

Your benefits:
What happens next?
1

We Schedule a call at your convenience 

2

We do a discovery and consulting meting 

3

We prepare a proposal 

Schedule a Free Consultation