Los smartphones pueden afectar el sueño, pero no por la luz azul

Es probable que hayas oído que la luz azul de las pantallas de los smartphones puede mantenerte despierto por la noche. Aunque el sol es nuestra principal fuente de luz azul, el aumento de los LED y el uso de pantallas nos expone a la luz azul artificial por la noche. Esta última suprime la melatonina, una hormona que producimos de forma natural para ayudarnos a dormir. Por tanto, la luz azul dificultaría conciliar el sueño. ¿No es cierto? Pues quizá no.

La cantidad de luz azul que emiten las pantallas de los teléfonos inteligentes es relativamente reducida, y cada vez hay más pruebas de que las afirmaciones sobre su impacto a la hora de dormir son exageradas. En una reciente revisión de 11 estudios de todo el mundo, publicada en la revista Sleep Medicine Reviews, según informa The Times, los investigadores no hallaron pruebas de que exponerse a la luz de las pantallas durante la hora previa a acostarse dificulte la conciliación del sueño.


La apnea del sueño está vinculada a problemas de memoria y cognición, concluye la Academia Americana de Neurología.


Pánico a la luz azul

“Las pruebas de que el uso de smartphones cerca de la hora de acostarse afecte al sueño y a los ritmos circadianos no son muy sólidas”, declaró a WIRED por email Stuart Peirson, catedrático de neurociencia circadiana de la Universidad de Oxford.

El famoso estudio de Harvard de 2014 que desencadenó el pánico a la luz azul de las pantallas sigue siendo la mejor evidencia de que los dispositivos emisores impactan en el sueño. Descubrió que el uso de pantallas antes de dormir retrasaba el inicio del sueño en promedio unos 10 minutos. No es mucho, pero cualquier incremento de la latencia (el tiempo que tardas en dormirte) no es deseable.

Sin embargo, si profundizas un poco más, comprobarás que a los participantes del ensayo se les pidió que leyeran durante cuatro horas en una iPad con el brillo de la pantalla al máximo antes de acostarse.

“Las respuestas circadianas y del sueño a la luz dependen de la intensidad (cuanto más brillante es la luz, mayor es la reacción)”, destaca Peirson.

Aunque las pantallas son cada vez más luminosas, siguen siendo fuentes relativamente débiles en comparación con el sol. Incluso los focos LED son mucho más brillantes que las pantallas. Si te preocupa la supresión de melatonina, las pruebas sugieren que la iluminación eléctrica en el hogar es más perjudicial que las pantallas.

Algunos argumentan que las pantallas son un riesgo mayor porque las miramos directamente durante horas, pero los smartphones modernos disponen de brillo adaptativo para reducir el deslumbramiento en habitaciones oscuras. Pocos ponemos el brillo de la pantalla al máximo y lo dejamos activado en ese nivel.

Causalidad o correlación

Sin embargo, aunque es poco probable que la luz azul de las pantallas de los smartphones sea lo bastante brillante como para causar problemas significativos, eso no quiere decir que sea una buena idea arroparse con un cómodo teléfono inteligente a la hora de dormir.

“Es posible que el contenido que se ve [antes de dormir] sea un problema mucho mayor”, menciona Peirson. “Leer emails de trabajo relacionados con plazos inminentes provocará evidentemente ansiedad, que está fuertemente relacionada con el insomnio”.

Esta información pertenece a su autor original y se encuentra disponible en: https://es.wired.com/articulos/smartphones-pueden-afectar-el-sueno-pero-no-por-la-luz-azul

case studies

See More Case Studies

Contact us

Partner with Us for Comprehensive IT

We’re happy to answer any questions you may have and help you determine which of our services best fit your needs.

Your benefits:
What happens next?
1

We Schedule a call at your convenience 

2

We do a discovery and consulting meting 

3

We prepare a proposal 

Schedule a Free Consultation