Por qué las plataformas de streaming siguen arruinando los maratones de series

Cuando se estrenó El Oso (The Bear), todo sucedió de golpe: ocho apasionantes episodios llegaron a Hulu en junio de 2022. Aunque la serie fue bien recibida por la crítica, tardó un tiempo, relativamente hablando, en ponerse de moda, emergiendo como la segunda serie más vista en todas las plataformas tres semanas después y como el programa más popular la semana siguiente. La segunda temporada, que se lanzó de la misma manera, más o menos al mismo tiempo, un año después, salió por la puerta grande, convirtiéndose rápidamente en la serie de TV más vista en Estados Unidos.

Durante ambas temporadas, la audiencia de The Bear disminuyó con bastante rapidez, convirtiéndose en el equivalente de una estrella fugaz de la comedia negra. Esto es típico de los programas “de atracones” (aquellos que ofrecen todos los episodios de la temporada en una sola entrega), que, según observadores del sector como Parrot Analytics, suelen tener una “tasa de decaimiento” de unas ocho semanas desde su estreno inicial. Los programas que se presentan semanalmente, como The Acolyte o Severance, tienden a permanecer en la mente de la audiencia mucho más tiempo, desde el estreno hasta unas nueve semanas después del final. El 75% de los programas más populares en Estados Unidos en 2023 se emitían semanalmente, y aquellos que se transmiten por entregas suelen atraer a más espectadores en los periodos de inactividad entre temporadas, creando menos picos y valles en sus cifras de audiencia a largo plazo.


Un analista de datos especializado en la industria cinematográfica examinó las películas más taquilleras en Estados Unidos estrenadas desde principios del siglo XXI. Determinó que el contenido sexual en las cintas actuales es menos frecuente.


Los estrenos semanales también ayudan a mantener los programas en la conversación cultural durante más tiempo. Fíjate en Fallout. Amazon Prime Video lanzó los ocho episodios de la adaptación del videojuego a la vez, y la gente se enfadó tanto por ello, que la discusión más ruidosa al respecto acabó siendo sobre su lanzamiento, no sobre la serie en sí.

Todo lo cual nos lleva a preguntarnos: ¿Por qué demonios toda la tercera temporada de The Bear se lanzó de golpe? Aunque el reparto de la serie asegura que el modelo de atracones de series, conocido como binge-watching, es, como señaló recientemente Matty Matheson, quien interpreta a Neil Fak, en una conferencia de prensa, “ajustado”, el modo en que se crea artísticamente una serie parece tener cada vez menos que ver con la forma en que llega al público. Por ejemplo, la showrunner de Bridgerton, Jess Brownell, declaró recientemente a Los Angeles Times que no tenía ni idea de que Netflix estaba pensando en dividir la última temporada del programa en dos partes hasta después de rodarla, lo que crearía un interesante flujo episódico.

“Produces un programa desde el punto de vista del contenido”, explica Evan Shapiro, productor de televisión convertido en profesor y comentarista de Substack. “Su programación tiene mucho más que ver con el marketing para nuevos suscriptores o para la retención de los ya existentes”. En otras palabras, solo porque algo como The Bear sea televisión excelente que se ve mejor como un todo artístico, el equipo de Hulu parece seguir tratándolo como un motor de suscripción que genera clics. Los showrunners crean series con la esperanza de que las termines; los servicios de streaming a menudo solo se preocupan porque las empieces.

¿Qué hay de los saltos de suscripción en el streaming?

Aunque FX y Hulu siguen sin duda el precedente establecido por las dos últimas temporadas, da la sensación de que el plan de lanzamiento de la temporada actual, sin duda la más esperada de The Bear hasta la fecha, es un ejercicio en el que se disparan a los pies. Al lanzarla de esta forma, la serie arranca rápido y en caliente, controla la conversación cultural en torno a la votación de las nominaciones a los Emmy, y se apaga justo después. The Bear no empezó a rodar la temporada actual hasta febrero, por lo que el cambio para esta entrega de 10 episodios parece francamente cruel para todos los editores, publicistas y profesionales del marketing que trabajan entre bastidores.

“Con el modelo de binge [o de maratones], hay que entregar un programa entero al mismo tiempo”, comenta Sean Gupta, exvicepresidente de streaming de Paramount+ que actualmente enseña en la Universidad de Columbia. “Si soy productor de un programa, tengo que entregar los ocho o diez episodios terminados a tiempo para que se emitan en un solo lote. Eso tiene enormes desventajas, ya que hay que acelerar el ciclo de producción, y no puedes hacer cambios después”.

Esta información pertenece a su autor original y se encuentra disponible en: https://es.wired.com/articulos/por-que-plataformas-de-streaming-siguen-arruinando-maratones-de-series

case studies

See More Case Studies

Contact us

Partner with Us for Comprehensive IT

We’re happy to answer any questions you may have and help you determine which of our services best fit your needs.

Your benefits:
What happens next?
1

We Schedule a call at your convenience 

2

We do a discovery and consulting meting 

3

We prepare a proposal 

Schedule a Free Consultation