Qué es la doctrina Chevron y por qué su anulación le concede más poder a las ‘Big Tech’

SpaceX ha adoptado tácticas similares en sus disputas contra los organismos reguladores federales. Después de que la Junta Nacional de Relaciones del Trabajo de EE UU acusara en enero a la compañía de despedir ilegalmente a ocho empleados por criticar a Musk en una carta interna, SpaceX presentó una demanda alegando que la estructura de la agencia es inconstitucional.

La anulación de la doctrina Chevron, en particular, implica que “es evidente que tendremos más litigios”, comenta Berin Szoka, director del grupo de expertos no partidista TechFreedom, con sede en Washington DC. Por ejemplo, es probable que la decisión de abril de la FTC de prohibir las cláusulas de no competencia esté en peligro. Aunque la agencia no ha recurrido a Chevron en sus acciones de aplicación en los últimos años, la doctrina le proporcionó un nivel de deferencia en los tribunales cuando se trataba de la elaboración de normas. “Hay un cero por ciento de posibilidades de que ese argumento gane ahora”, opina Szoka.

Otra decisión que podría impugnarse con mayor facilidad es la resolución de la Comisión Federal de Comunicaciones de EE UU (FCC, por sus siglas en inglés), también de abril, que restablece las normas de neutralidad de la red de la era Obama, rescindidas bajo la administración Trump. La neutralidad de la red, argumentan sus defensores, es un importante principio de protección del consumidor que garantiza que los proveedores de servicios no concedan a algunos tipos de tráfico (por ejemplo, sus propios servicios de streaming) un trato mejor que a otros. El documento de 500 páginas de la FCC sobre la decisión nombra explícitamente a la doctrina Chevron como uno de los estatutos que le da autoridad para restablecer las reglas.

Szoka subraya que, aunque es probable que la decisión de anular la doctrina Chevron cree “confusión” en los tribunales inferiores, no es una sentencia de muerte para la deferencia de los órganos jurisdiccionales hacia los reguladores. Los tribunales decidirán ahora cuánto peso conceder a las decisiones de los organismos, que podría ser mucho o poco, y es posible que algunos de esos casos acaben ante la Corte Suprema, esclareciendo aún más la nueva normativa.

En caso de una segunda administración Trump, los recientes cambios incluso acabarían siendo beneficiosos para los progresistas, señala Szoka. Si la administración Trump llena las agencias de líderes leales al presidente y que llevan a cabo su agenda, destaca Szoka, “tienes que preguntarte, ¿realmente quieres que los tribunales se remitan a esas agencias?”.

Mientras tanto, añade Sawyer-Phillips, otros países ya han intervenido para regular a las empresas de tecnología de formas que afectan a los consumidores estadounidenses. “Atar las manos a las agencias administrativas tendría el efecto de ceder a la Comisión Europea la autoridad reguladora de las industrias tecnológicas en rápida evolución en cuestiones como la privacidad, la portabilidad de los datos y el acceso a las plataformas digitales y la interoperabilidad”, apunta.

En efecto, agrega Sawyer-Phillips, Estados Unidos se está quedando rezagado respecto al resto del mundo en cuestiones importantes como la legislación antimonopolio: “Estados Unidos inventó la política de competencia, lo que llamamos ley antimonopolio, pero no solo no nos estamos adaptando a los tiempos modernos, sino que estamos cayendo en el retroceso político”.

Con la desaparición de la doctrina Chevron, el Congreso de EE UU podría intervenir e intentar legislar un nivel comparable de deferencia hacia los reguladores. Sin embargo, esa estrategia no tiene garantizado el éxito. “Es difícil que el Congreso anule el precedente de la Corte Suprema”, resalta Vladeck. “El Congreso podría aprobar mañana una ley que volviera a imponer la regla Chevron, y la Corte la ignoraría”.

Con todas las sentencias recientes de la Corte Suprema que socavan el poder del gobierno federal y dan más libertad a los tribunales, algo fundamental ha cambiado, según Vladeck. “Ahora es una Corte imperial”, observa.

Artículo publicado originalmente en WIRED. Adaptado por Andrei Osornio.


La administración Biden está utilizando la Ley de Producción de Defensa para exigir a las empresas que informen al Departamento de Comercio cuando empiecen a entrenar algoritmos de IA de alta potencia.

Esta información pertenece a su autor original y se encuentra disponible en: https://es.wired.com/articulos/doctrina-chevron-y-por-que-su-anulacion-concede-mas-poder-a-las-big-tech

case studies

See More Case Studies

Contact us

Partner with Us for Comprehensive IT

We’re happy to answer any questions you may have and help you determine which of our services best fit your needs.

Your benefits:
What happens next?
1

We Schedule a call at your convenience 

2

We do a discovery and consulting meting 

3

We prepare a proposal 

Schedule a Free Consultation