Sony acaba de despedir a 250 trabajadores de una de sus fábricas de discos

El importante diario japonés ‘The Mainichi‘ ha informado que Sony va a recortar 250 puestos de trabajo de la sección del negocio de audiovisual en formato físico. Es un varapalo a la parte del negocio de Sony que se distribuye en disco, concretamente en el formato Blu-Ray, que Sony desarrolló y al que se ha mantenido fiel desde que empezó a mostrar los primeros prototipos de discos en el año 2000.

Despidos a mansalva. Estos 250 puestos de trabajo que desaparecen son solo unos cuantos más entre las muchas noticias de despidos en el sector tecnológico en general y en el de los videojuegos en particular. Desde 2023, cuando Microsoft anunció que iba a despedir a 10.000 empleados en todo el mundo, han seguido 1900 despidos adicionales a principios de 2024 en la misma Xbox, la propia Sony le siguió con 900 empleados, y después llegaron Embracer, EA despidiendo al 6% de su plantilla, o Take-Two al 5%.

Dónde y cuánto. Según ‘The Mainichi’, estas 250 personas suponen un 37% de la plantilla de esa fábrica de medios físicos que Sony tiene en el noreste de Japón. Según el medio, “los recortes de plantilla previstos se producen en medio de un descenso de la demanda de formatos de almacenamiento tradicionales, como los discos Blu-ray, ya que los servicios de streaming son ahora la norma”, es decir, parece que afectaría más a la rama de cine y series de la compañía que a los videojuegos. ‘The Mainichi’ también habla de fuentes no acreditadas que dicen que Sony “cesará gradualmente la producción de sistemas de almacenamiento en disco óptico, incluidos los discos Blu-ray”.

El matiz. La cuenta especializada en formatos físicos President of Physical Media aporta un detalle a la discusión: esta decisión de Sony afecta solo a fábricas japonesas, así que es un poco complicado de extrapolar a escala internacional. Además, estas fábricas están especializadas, según la cuenta, en material grabable (CD-R, DVD-R, BD-R), así que no debería afectar a discos producidos, a la venta con ediciones comerciales de las películas. Pero en matiz no anula al otro: lo que está claro es que estos despidos son sintomáticos de un declive indiscutible de los formatos físicos.

La caída del formato físico. Los datos que llevamos manejando desde hace años implican una caída de las ventas de los formatos físicos que parece conducir a un final inevitable. En EE.UU, por ejemplo, las ventas de DVD han caído más de un 86% en 13 años, desde 2006 a 2019. El momento de mayores ventas del formato fue en 2005, y los Blu-Rays aparecieron en 2006. Aunque cabría pensar que el lanzamiento del nuevo formato tiene que ver con la caída de los DVDs, los estudios apuntan a otros motivos: la recesión económica que afectó a las ventas, el nacimiento y explosión de los formatos digitales y el lanzamiento de las primeras plataformas de streaming, que sin duda tienen mucho que ver con el declive continuado de los formatos físicos.

Tocado, pero no muerto. Sin embargo, en 2024, la mitad de las ventas del formato físico siguen perteneciendo al DVD. Eso no es que sean buenas noticias para los DVDs, que va camino de eclipsar al VHS como formato físico más duradero de la historia, sino que son malas noticias para todos: el Blu-Ray no ha sido capaz de dar la alternativa, y las ventas de todos caen en conjunto. O dicho de otra manera: en febrero de 2023, 294.044 películas llegaban al formato DVD, mientras que solo 32.289 llegaban a Blu-Ray y 1.272 a 4K. Insistimos: malas noticias para todos, porque el público ha encontrado un relevo en el streaming, no en un nuevo formato físico.

El streaming, principal ejecutor. Los datos se suceden (por ejemplo, Samsung dejó de fabricar reproductores Blu-Ray 4K UHD en 2019=, pero una de las razones más obvias y consensuadas para este declive está el streaming: un estudio de 2023 indicaba que el 67% de los hogares estadounidenses prefieren suscribirse a servicios de streaming en lugar de comprar medios físicos. Ese mismo estudio hablaba de que las suscripciones globales de servicios de streaming superarían ese año los mil millones, un aumento significativo desde los 500 millones de 2018. Una competencia clara que se ha ido definiendo como la opción favorita de los espectadores para consumir audiovisual.

Cabecera | Diego Correa

En Xataka | Pese al streaming, sigo comprando Blu-Rays y DVDs. Pero el motivo no tiene nada que ver con la calidad de imagen

Esta información pertenece a su autor original y se encuentra disponible en: https://www.xataka.com/cine-y-tv/no-hay-nostalgia-que-rescate-al-formato-fisico-sony-acaba-despedir-a-250-trabajadores-sus-fabricas-discos

case studies

See More Case Studies

Contact us

Partner with Us for Comprehensive IT

We’re happy to answer any questions you may have and help you determine which of our services best fit your needs.

Your benefits:
What happens next?
1

We Schedule a call at your convenience 

2

We do a discovery and consulting meting 

3

We prepare a proposal 

Schedule a Free Consultation