Noticias

dos planetas “hermanados” por la misma órbita

Algo raro pasa en un sistema solar a 370 años luz de nosotros: dos planetas “hermanados” en una sola órbita. Esa es la conclusión a la que ha llegado el equipo de astrónomos que se encontraba observando este conjunto de estrellas y planetas, pero aún quedan dudas por resolver, como la de si lo que ven es un planeta o tan solo lo será en un futuro.

Borrón y cuenta nueva. Las nuevas imágenes del sistema planetario PDS-70 han intrigado a un equipo de astrónomos por la presencia de una nube de materia que no encaja. La mancha parece esconder un planeta, pero lo que ha intrigado a los astrónomos es que se encuentra en la misma zona en la que orbita uno de los planetas del sistema, PDS-70b. Esto resulta llamativo puesto que sería el primer caso hallado de dos planetas que comparten una misma senda orbital.

“Hace dos décadas se predijo en teoría que pares de planetas de masas similares pueden compartir la misma órbita alrededor de su estrella, los así llamados planetas troyanos o coorbitales. Por primera vez, hemos encontrado pruebas en favor de esa idea”, explicaba en una nota de prensa Olga Balsalobre-Ruza, del Centro de Astrobiología (CAB) y miembro del equipo responsable del hallazgo.

Desde el Atacama. Balsalobre-Ruza y su equipo se valieron del Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), del European Southern Observatoru (ESO) para analizar el sistema planetario y llegar a su conclusión.

Los investigadores no han observado directamente el planeta, sino una nube difusa de materia con aproximadamente el doble de masa que nuestra Luna. Aunque la hipótesis principal es que la mancha observada está vinculada con un planeta, los investigadores aún no saben si se trataría de un planeta en formación o si el planeta ya estaría formado pero aún seguiría envuelto en una nube de materia remanente en el proceso de génesis planetaria.

Los detalles del estudio fueron publicados recientemente en un artículo en la revista Astronomy & Astrophysics liderado por la propia Balsalobre-Ruza.

Punto de Lagrange. La mancha se encuentra en uno de los puntos de Lagrange del sistema que forman PDS-70b y su estrella. Los puntos de Lagrange son muy importantes en astronomía puesto que corresponden a puntos en los que los tirones gravitatorios de (en este caso) estrella y planeta se compensan lo que permite la acumulación de materia en equilibrio orbital que orbita de manera acompasada al planeta.

Dos de estos puntos, L4 y L5 se encuentran en la misma senda orbital que el planeta, uno más adelante y otro más atrás. Probablemente a alguien le resulten familiares estos puntos por ser hogar de artefactos como el Telescopio Espacial James Webb (L2).

Esquema de los puntos de Lagrange en el sistema Sol-Tierra. Agencia Espacial Europea (ESA).

¿Planeta troyano? L4 y L5 son hogar de los llamados asteroides troyanos. Si bien la Tierra tiene sus propios troyanos, los más importantes en nuestro sistema solar son los de Júpiter, hasta el punto de que a menudo la denominación “troyano” se refiere a estos casos en particular.

Por su gran masa, el gigante gaseoso tiene cierta facilidad para captar asteroides en el entorno de estos puntos. Según los cálculos sobre la masa de esta nube (dos veces la masa de la Luna), el total de su masa sería unas 200 veces mayor que la de los asteroides troyanos de Júpiter.

La nube detectada por los astrónomos podría resultar ser el primer caso de un planeta troyano detectado nunca, según explican los responsables del estudio, ésta es la prueba más fiable hasta la fecha de la existencia de estos planetas.

PDS-70. El estudio se ha realizado en un sistema planetario de gran interés para los astrónomos. PDS-70 es un sistema joven, de “tan solo” 5,4 millones de años. Esto implica que muchos de sus elementos, desde planetas hasta satélites se encuentren aún en proceso de formación.

Qué es un planeta, me preguntas. Que dos planetas compartan una sola órbita en un sistema a 370 años luz podría implicar la necesidad de ajustar algunos de los conceptos que manejamos en el nuestro propio. Como el concepto de planeta.

Hace unos años los astrónomos discutieron sobre cuál debía ser la definición de un “planeta” y llegaron a un acuerdo polémico que todavía hoy no convence a muchos: Un planeta es un objeto que orbita una estrella; suficientemente grande como para la gravedad le de apariencia esférica; y, aquí estaba la polémica, debía ser suficientemente grande como para haber despejado su órbita de objetos de tamaño similar.

Era este punto el que implicaba que Plutón sería relegado a la categoría de planeta enano, pero ahora podríamos haber encontrado un planeta hecho y derecho (PDS-70b tendría un tamaño como el de Júpiter) con un objeto también de masa considerable. Si el hallazgo acaba confirmándose los astrónomos tendrán que aclarar qué querían decir exactamente con “tamaño similar” en la famosa definición.

En Xataka | Hemos descubierto una estrella tan fría que podríamos alcanzar su temperatura en nuestra casa

Imagen | ALMA (ESO/NAOJ/NRAO) / Balsalobre-Ruza et al. 2023

Enlace original: https://www.xataka.com/espacio/acabamos-descubrir-algo-raro-e-inedito-espacio-dos-planetas-hermanados-orbita