Noticias

La ley de inteligencia artificial de la UE ha nacido obsoleta. Así que ya está preparando la siguiente

Europa tendrá una ley propia de inteligencia artificial. El Parlamento Europeo aprobó el pasado mes de junio cuáles deben ser las líneas maestras y se espera que para finales de este 2023 o principios de 2024 ya esté lista. Apuntando a 2025 para que entre en acción. Como vemos, la regulación en Europa no se hace de un día para otro. Es un trabajo complejo, con muchas negociaciones y unos plazos de tiempo que se alargan varios años.

Ya está obsoleta sin todavía haber llegado. ¿Cuál es el problema? Básicamente que en un campo como la inteligencia artificial lo que ayer se veía de una forma, mañana es completamente distinto. Y eso se está reflejando de forma clara en la AI Act. A medida que herramientas como ChatGPT han ganado terreno, los responsables han tenido que ir añadiendo apartados y matizaciones a la ley.

El texto aprobado está basado en una propuesta de 2021 y aunque llegó a tiempo para incorporar algunos apartados de los chatbots, no hace por ejemplo ninguna mención a inteligencias artificiales generales (AGI).

Ellos mismos reconocen que debe ser complementada. La inteligencia artificial va a impactar posiblemente todos los campos de la sociedad. Y la AI Act es demasiado genérica como para apuntarlas determinados desafíos. Es algo que reconocen incluso los que han trabajando. Brando Benifei, uno de los europarlamentarios responsables de esta directiva, defiende que “la AI Act no es adecuada para regular el uso de la IA en los puestos de trabajo”.

Según explica Nicolas Schmit, comisario de Asuntos Sociales, en una entrevista con Euractiv, la AI Act se centra más en una perspectiva de mercado y con la IA como producto en sí, pero no se centra en los riesgos específicos de su uso (o abuso) en momentos concretos como por ejemplo la afectación a los trabajadores.

De la AI Act a la Directiva de Plataformas. España fue pionera en la regulación de los algoritmos y la IA en el ámbito laboral. Fue con la ‘Ley Rider’. Una ley que desde Europa se quiere replicar a través de la nueva Directiva de Plataformas de trabajo digitales.

Esta nueva directiva es una de las que se intentará aprobar bajo la presidencia española del Consejo de la UE. Una normativa para el trabajo en plataformas digitales que, entre otros aspectos, regulará el uso de la IA y los algoritmos en el lugar de trabajo.

Según se define, la nueva directiva tendrá por objetivo:

  • “aumentar la transparencia en relación con el uso de algoritmos por parte de las plataformas digitales de trabajo”
  • “garantizar la supervisión humana de las condiciones de trabajo”
  • “dar derecho a impugnar las decisiones automatizadas (tanto a los trabajadores por cuenta ajena como a los verdaderos autónomos)”.

Es más fácil regular casos específicos que no una tecnología a gran escala. La AI Act adolece de su ambición. Se intentó regular la inteligencia artificial como sinónimo de asistentes de voz, reconocimiento facial y sistemas de puntuación social. Pero con el paso de los meses se fueron añadiendo más tecnologías. Y ha acabado siendo desbordada.

La directiva de trabajo está “mucho mejor escrita y concebida” que la “mutante AI Act”, opina Michael Veale, profesor de Derecho Digital y regulación en el Universidad College de Londres. Veremos si la futura ley de plataformas y la regulación de estos algoritmos es más concisa a la hora de gestionar los posibles riesgos que trae la inteligencia artificial.

Imagen | Mojahid Mottakin

En Xataka | Las empresas de IA parecen las primeras interesadas en regular la IA. Eso es preocupante

Enlace original: https://www.xataka.com/legislacion-y-derechos/europa-ha-estado-rapidisima-para-legislar-inteligencia-artificial-asi-su-ley-esta-obsoleta