Noticias

Mattel cree haber encontrado en ‘Barbie’ el inicio del Mattel Cinematic Universe. Es una apuesta arriesgada

Resulta ya repetitivo incidir a estas alturas en el éxito de ‘Barbie’, pero por mucho que sea el pan nuestro de cada día en términos de taquilla, no hay que obviar que está batiendo records a diario en un momento no especialmente dulce para la taquilla. Su efecto a largo plazo (¿se ha cansado el público de las franquicias o es solo un espejismo?) lo iremos comprobando, pero de momento ya tenemos una predecible consecuencia directa: a Mattel se le ha puesto el signo del dólar en los ojos.

Nada menos que 14 secuelas y versiones de sus éxitos ha anunciado la compañía, que se dice pronto. Es la consecuencia de la llegada en 2018 de un nuevo CEO, Ynon Kreiz, que quería convertir la compañía juguetera, después de unos años en dique seco, en una máquina de franquicias. El éxito de ‘Barbie’ va a permitirles construir esta especie de Mattel-verso, que de momento tiene las siguientes películas en proyecto.

  • Secuelas de Barbie. Por supuesto. Aunque de momento, Greta Gerwig no se ha pronunciado sobre el tema más allá de decir que no tienen nada previsto. Kreiz es más claro: “Además de la figura principal de Barbie, tiene una familia, hay muchos elementos alrededor de ella en su universo”. Así que podemos esperar spin-offs de Ken, Skipper y toda la tropa.
  • Masters del Universo. Como comentábamos hace unos días, Netflix ha abandonado su proyecto de adaptación después de invertir unos cuantos millones en él. Ahora, Mattel busca nuevo comprador.
  • Barney. Producida por Daniel Kaluuya. Basada en el famoso dinosaurio púrpura, Mattel la describe como una película surrealista al estilo A24, y la han comparado desde Mattel con ‘Como ser John Malkovich’ o ‘El ladrón de orquídeas’. También aclaran que no sería un producto al estilo de las comedias de Seth McFarlane, como ‘Ted’.
  • Polly Pocket. Protagonizada por Lily Collins (‘Emily in Paris’), escrita por Lena Dunham (‘Girls’). Claramente intentando replicar la fórmula de ‘Barbie’, con una directora muy posicionada políticamente y con bagaje indie, y una actriz de éxito.
  • Hot Wheels. Producida por JJ Abrams. El propio Abrams la describe como “con los pies en la tierra y áspera”. Será realista y alejada del estilo cartoon de los juguetes y los videojuegos originales.
  • Rock ‘Em Sock ‘Em Robots. Con Vin Diesel, basado en un juego de lucha entre robots no muy conocido fuera de Estados Unidos.
  • American Girl. Comedia familiar en desarrollo basado en unas muñecas tipo Nancy también muy poco conocidas fuera de su país de origen.
  • Magic 8 Ball. La famosa bola que predice el futuro da para un thriller de terror juvenil, que es lo que tienen en Mattel en mente.
  • Major Matt Mason. Con Tom Hanks. Una cosa también muy estadounidense, un muñeco ambientado en el espacio de los años sesenta, equivalente a nuestros Geyperman.
  • UNO. El tremendísimo juego de cartas, en una adaptación difícil de predecir por dónde irá.
  • Wishbone. Un popularísimo muñeco de un perro (basado a su vez en unos libres infantiles de éxito) en los años noventa, directo al apartado de comedias familiares.
  • Matchbox. La famosa marca de coches en miniatura, inventados en Gran Bretaña en 1953 y que es propiedad de Mattel desde los años noventa.
  • Thomas & Friends. El director de ‘Guerra Mundial Z’ apuesta por esta adaptación de las aventuras de la famosa locomotora animada dirigida a público preescolar, pero que es material de primera para una aventura pesadillesca con tintes de terror.
  • View Master. Una película de aventuras basada en el juguete inventado en los años treinta y que permitía ver en unas 3D simuladas paisajes y todo tipo de imágenes.
  • Christmas Balloon. Finalmente, una película basada en una historia real: la de una niña que ató su lista de Navidad a un globo que fue encontrado por una pareja que colaboró con Mattel para hacer realidad los deseos infantiles.

Por qué no es tan buena idea

Sobre el papel, da la impresión de que el Mattel-verso es una idea llamada a triunfar, pero Mattel no está teniendo en cuenta algo muy importante. ‘Barbie’ podrá ser la adaptación de una franquicia absolutamente conocida a nivel global, pero a la vez tiene la extraña fortuna de ser una película de autor, con un humor y un mensaje muy definidos, y que es lo que la ha hecho triunfar en taquilla. Por algún motivo, ‘Barbie: Fairytopia’ es un producto menor destinado al consumo doméstico y la película de Greta Gerwig forma parte del fenómeno del año.

La película de Gerwig, además, es uno de esos productos nacidos en un despacho que lleva dentro de su propio metraje las herramientas para desactivarla. Como sucede con el remake de ‘Psicosis’ de Gus Van Sant, ‘Erase una vez en Hollywood’ o la mencionada más arriba ‘El ladrón de orquídeas’, ‘Barbie’ aprovecha las herramientas del sistema para lanzarle una bomba. Con espectaculares resultados.

Pero hay una cuestión aicional: con la posible excepción de ‘Masters del Universo’, ninguna de estas franquicias es tan potente como ‘Barbie’, ni siquiera para hacer películas convencionales. Y algunas como ‘Christmas Balloon’, ‘Wishbone’ o ‘View Master’ son directamente carne de estreno de tapadillo en streaming. Ni siquiera las secuelas de ‘Barbie’ tienen potencial para ser éxitos seguros: sin el sello de Greta Gerwig, que aún no se ha comprometido a nada, corren el riesgo de hacer secuelas clónicas y sin filo… en el mejor de los casos.

Cabecera: Warner

En Xataka | Cómo Barbie está ayudando a la exploración espacial en uno de sus grandes retos: lidiar con el polvo lunar

Enlace original: https://www.xataka.com/cine-y-tv/mattel-cree-haber-encontrado-barbie-inicio-mattel-cinematic-universe-apuesta-arriesgada